Loading

Miedo a Dios

24 de Mayo 2019     soporte    

24-05-2019

0
Compartidos
0

El profeta habla del temor de Dios como un don, (Is. 11, 1-4). Sin embargo, según San Juan, en el amor no hay temor… pues el temor mira al castigo (1 Jn. 4, 18). ¿Cómo sentir miedo al Señor del amor misericordioso? No se trata del temor al castigo, sino del temor al amor. Se trata del exceso de amor que seduce y estremece, desborda nuestra vasija de barro, que nos hace capaces, por amor, de hacer cosas que sobrepasan nuestras capacidades. El miedo a Dios es, en el fondo, miedo a la magnitud de mi respuesta, de la pertenencia mutua y expropiación de mis proyectos, mi corazón, todo mi ser. Es como el temor a enamorarse, a perder el control, a perder la cabeza, y meterse en locuras. Esta es la encrucijada del Getsemaní: el temor a mi propio sí a la voluntad del Padre. (Mc. 14, 32- 42)

¿Amas verdaderamente a Dios? ¿cómo?

Categories: Buenas Noches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*