Loading

confiar en la aridez

15 de Abril 2018     soporte    

día 20

0
Compartidos
0

El caminar con Jesús, el trato con Él, es siempre renovador y santificador, aunque uno piense que está ausente, que ya no lo tiene.  Por esto hay que insistir en horas de oración largas, aunque sean áridas.  Buscar al Señor en el sacramento de la Reconciliación y en la Eucaristía.  No dejar, en tiempo de desolación, la penitencia.  No cambiar los propósitos y la dirección que con la llamada y gracia de Dios ya he dado a mi vida sino insistir en la confianza y paciencia.

Confiar en que cuando nos parece que estamos sin Dios Él está más que nunca cercano a nosotros, y con eso nos basta.

Es fundamental observar que Jesús hace confesar a sus discípulos la causa de su tristeza y, una vez que lo ha logrado, los viajeros de Emaús están en el camino de su recuperación: nace el amor a Él.  Nace en ellos el deseo de mayor instrucción y la invitación, “quédate con nosotros”.

El reencuentro con Cristo compensa con creces las amarguras pagadas.  Así también la consolación que sigue a la desolación y a las cruces.

¿Qué te dice el Señor en este día que concluye?

Categories: Buenas Noches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*