Loading

Lucas 6, 27-36: Sean misericordiosos, como el Padre de ustedes es misericordioso.

14 de Setiembre 2017     Joaquín Castro    

14-09-2017

0
Compartidos
0

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas
Jesús dijo a sus discípulos:

Yo les digo a ustedes que me escuchan: Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian. Bendigan a los que los maldicen, rueguen por los que los difaman. Al que te pegue en una mejilla, preséntale también la otra; al que te quite el manto, no le niegues la túnica. Dale a todo el que te pida, y al que tome lo tuyo no se lo reclames.

Hagan por los demás lo que quieren que los hombres hagan por ustedes. Si aman a aquéllos que los aman, ¿qué mérito tienen? Porque hasta los pecadores aman a aquéllos que los aman.

Si hacen el bien a aquéllos que se lo hacen a ustedes, ¿qué mérito tienen? Eso lo hacen también los pecadores. Y si prestan a aquéllos de quienes esperan recibir, ¿qué mérito tienen? También los pecadores prestan a los pecadores, para recibir de ellos lo mismo.

Amen a sus enemigos, hagan el bien y presten sin esperar nada en cambio. Entonces la recompensa de ustedes será grande y serán hijos del Altísimo, porque Él es bueno con los desagradecidos y los malos.

Sean misericordiosos, como el Padre de ustedes es misericordioso. 

Reflexiona

El evangelio de hoy nos hace una invitación a amar sin ninguna distinción, amigos y enemigos por igual. Algo absolutamenteexigente y difícil para el pueblo que lo oye; se trata de un imperativo que manda o que expresa mandato u obligación. Mandato conforme al actuar de Dios que es siempre bondadoso y rico en misericordia. Así, con la regla de oro, se nos siguen dando ciertas coordenadas que nos permiten acercarnos al camino que nos muestra Jesús.

¿Qué quiere decir hoy “ser misericordioso como el Padre es misericordioso”? En mi actuar cotidiano ¿lo soy?

 

Categories: Evangelio diario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*